jueves, 28 de abril de 2011

Salmo 23:5 - Banquete en Zona Cero

"Aunque se enojen mis enemigos, tú me ofreces un banquete y me llenas de felicidad; ¡me das un trato especial!" (Salmos 23:5 - TLA)

La venganza es tuya. Tu peleas nuestra batalla. Justo cuando pensamos que todo a terminado y que la burla de nuestros enemigos es algo inminente "me ofreces un banquete". No me das un "lonche" de fonda de mala muerte. Preparas un banquete. Una fiesta. Me vuelves a hacer descansar en que si Tu estás conmigo, "nada me falta". Si Tu eres quien me guía, "no temeré". Si Tu eres mi Pastor, siempre debo esperar el mejor de los tratos.

En medio de nuestras luchas, justo cuando pensamos que sólo falta el gran manotazo que terminará con nuestra absurda existencia.... "me ofreces banquete"... Y me encierras en Tu mano... Tal y como en la imagen... Acojinas tus dedos para que pueda descansar, o para que en mis berrinches y ataques de inmadurez, no me lastime con mis movimientos bruscos... Tus nudillos, quedan hacia afuera, alejando todo lo que pudiera lastimar a tu ovejita...

Me haces feliz... No sólo por el movimiento anatómico que provoca la relajación de algunos músculos y la tensión de unos otros, dibujando en mi rostro una sonrisa... Me regalas la felicidad que provoca juventud, bríos, sueños... La alegría que te hace confiar que a los 100 años puedo tener un hijo... Si así Tu lo determinas... 

Amaneces un nuevo sol cada día para hacerme saber que soy especial... Que no es cierto que el cosmos explotó y de manera milagrosa... Todo fue. Que no es cierto que procedo de algún animal, aún cuando en tantas ocasiones me comporto igual o peor que uno de ellos... "Me das un trato especial" con el trino de los pajarillos, con lo suave de la brisa, con el silencio de la noche, con la algarabía de un bebé, con la simple complejidad de mi día a día... "Me das un trato especial" en que habiendo creado todo con Tu palabra, no decidiste romper el pecado con la lejanía de una palabra. Porque cuando se habla de amor, no se envían a terceros... Porque no es nuestro mejor amigo quien recibe nuestro primer beso y luego nos lo trae. Porque cuando se habla de amor, no se envía... Se va... No se modela... Se sustitye... No se ordena... Se consuma...

JUST SAYING!!!

Dios te bendiga,

Pastor D
David Pimentel
http://davidforgiven.blogspot.com

1 comments:

Pastor D dijo...

Yamelly Pena - June 22, 2010 at 9:28am:
WOW!!! ME ENCANTO ESTA PARTE:: "Porque cuando se habla de amor, no se envían a terceros... Porque no es nuestro mejor amigo quien recibe nuestro primer beso y luego nos lo trae. Porque cuando se habla de amor, no se envía... Se va... No se modela... Se sustitye... No se ordena... Se consuma..." WOW WOW WOW cuando se habla de amor no se ordena, se consuma. wow! thank u!

Publicar un comentario