jueves, 14 de junio de 2012

¿Control?


Hoy conducía hacia mi trabajo junto a mi esposa y mi niña. Estábamos conversando cuando de repente vi a una joven texteando... bastante similar a la imagen que escogí para hoy. No es que quiero ser más santo que nadie... yo mismo me he visto con la "necesidad" de leer o responder un texto... 

Es increíble cuanto arriesgamos por sentir que tenemos el control de qué hacer y cuándo hacerlo... Mira estas estadísticas de cuando texteas al conducir:
   - Tu reacción se reduce en un 35%.
   - Tu capacidad de controlar el timón se reduce en un 91%.
   - Tienes un 23% mayor de probabilidades de tener un accidente.

"OK David... Got it... Text + Driving = BAD = SIN... Conducir + textear = Malo = Pecado"...

Esa muchacha me puso a pensar mucho en la manera equivocada en la que dividimos y dirigimos nuestra capacidad de control... la poca que tenemos. Esta muchacha tenía 2 dedos dedicados a controlar un automóvil que pesa casi una tonelada, o sea mil libras... y tenía 8 dedos dedicados a controlar un teléfono celular que pesa unos 155 gramos, o sea aproximadamente 5 onzas y media. Lo cómico de esto es que sobre lo único que ella tenía realmente control era sobre el automóvil, sin embargo, su atención principal estaba en el celular. 

El celular abre la aplicación para textear cuando es ejecutada y completada en el procesador. La aplicación recibe las letras que introduces, luego de ser asimiladas por el procesador y ser traducidas en lenguaje binario o de computadoras, para luego ser traducidas al lenguaje de la pantalla de cristal líquido para ser plasmadas y visibles. Una vez completado el texto, presionas la tecla de "enviar" para que se ejecuten una serie de comandos informáticos que enviarán el texto desde tu teléfono hasta un codificador y direccionador en la torre celular más cercana. Luego es enviado a la unidad central de procesamientos de textos para ser enviado a la persona a quien le escribiste... no sin antes hacer todo el proceso anterior de manera inversa. Para colmo, ¿Sabes cuál es el tiempo promedio de respuesta de un mensaje de texto? 15 minutos... ¿Verdad que podemos esperar 30 minutos para responder un texto?

Sin embargo, el automóvil es mecánico... si mueves el timón, hay cosas físicas que son movidas, empujadas y haladas para que el carro se mueva... Es rápido, simple, sencillo y ESENCIAL.

Mi pregunta para hoy es: ¿Cuánto esfuerzo estás dedicando para controlar las cosas que no son realmente controlables y que además no son las más importantes? ¿Dónde estás ocupando la mayor cantidad de tus esfuerzos con tal de controlar una situación, persona, relación?

Muchas veces entramos en una lucha de poder con Dios, tratando de controlar las cosas que sólo Dios puede controlar, pero como usamos tácticas humanas y, por consiguiente visibles y palpables, creemos que estamos teniendo éxito en tratar de controlar a Dios... que es lo que finalmente quisiéramos... El plan ideal fuera tener el control remoto de Dios y usar su TODOPODER para que Dios haga lo que nosotros queramos... convirtiéndonos inmediatamente en dioses de nuestras vidas... al menos por un tiempo. 

Te cuento una historia: Por una cuestión de diseño corporal, las mujeres hebreas daban a luz más rápido que las egipcias. Las mujeres egipcias perdían muchos bebés y el pueblo hebreo estaba creciendo demasiado rápido en Egipto. Por esto, el Faraón mandó a matar a todos los varones que nacieran... Moisés siendo uno de ellos. Este verso narra la transición de poder de la madre de Moisés hacia Dios... 

"Cuando ya no pudo seguir ocultándolo, preparó una cesta de papiro, la embadurnó con brea y asfalto y, poniendo en ella al niño, fue a dejar la cesta entre los juncos que había a la orilla del Nilo."

¿Qué es lo que debes colocar junto al río para que Dios tome el control? ¿Cuál es esa cosa que está ocupando 8 de tus dedos, a pesar de que no tienes control real de ello? ¿A cuáles asuntos en tu vida sólo estás dedicando 2 dedos aunque realmente están totalmente en tu control? 

Lo fuera de tu control puede ser una enfermedad... Lo dentro de tu control es comer más saludable y esto influir positivamente en tu enfermedad... Lo fuera de tu control es las actitudes de las personas alrededor... Lo dentro de tu control es tu actitud y esto influir para cambiar el ambiente a tu alrededor... Fuera de tu control está el pecado... Dentro de tu control está elegir amistades, lugares, tiempos y de esta manera reducir considerablemente la influencia del pecado en tu vida...

¿Qué tienes que soltar para que Dios lo agarre? ¿Qué tienes que dejar caer para que Dios levantes? ¿Porqué no colocas a tu "Moisés" hoy junto en la "canasta" de las heridas de las manos de Jesús, junto al río del Espíritu Santo para que Dios tome control de tu Moisés? Quizás eso es todo lo que necesitas para que Dios salve la vida de tu "Moisés", lo prospere y lo haga una gran bendición...

JUST SAYING!!!

Dios te bendiga,

Pastor D
David Pimentel

1 comments:

Alex Junior dijo...

Buena Enseñanza...

Publicar un comentario